928.227.0180 nhs@nhsarizona.com

Cómo Jack Miller de Ciencias Naturales de la Salud cambió mi vida:

Desde 1977 yo no había estado realmente “viviendo”, solo “existiendo”, tratando desesperadamente de continuar haciéndole frente a mi enfermedad en curso, por aproximadamente los últimos 40 años.

Hasta donde tengo memoria, he tenido una sensación de “malestar”, lo cual eventualmente escaló a una verdadera enfermedad para cuando estaba en mis 50’s. En mis 30’s, me expuse a una sobrecarga de gas tolueno. Empecé a experimentar varias reacciones serias que consistían en una tremenda debilidad y dolor proveniente del área de mis glándulas adrenales y de los riñones. Esto casi me dejó debilitada y rendida, resultando literalmente en dormir fuera de mi vida, estaba muy débil y enferma.

En 1985, recibí una grave lesión en la cabeza, lo que resultó en un dolor de cuello inaguantable, junto con dolores de cabeza viscosos y más dolor de espalda. Al pasar los años, he tratado con varios nutriólogos/quiroprácticos, doctores, remedios naturales, terapia de láser LED… sin mucho provecho; aunque eventualmente progresé un poco, solo para sucumbir en los viejos síntomas una vez más. Junto con ello, el nivel de soporte para mi enfermedad era negativo, lo que me provocó un estrés extremo y ansiedad.

Finalmente, en el 2013, mi primo Owen descubrió Ciencias Naturales de la Salud de Arizona en el sitio web para ayudarme en mi búsqueda del bienestar. Inmediatamente, llamé para hacer una cita y en diciembre del 2013, mi primo nos llevó en carro a mi esposo y a mí de Ohio hacia la oficina en Nevada, lo que nos tomó 33 horas de viaje, para encontrarnos con Jack Miller. Esta es mi tercera visita con él para la medicina natural. ¡Estoy muy emocionada! He tenido tremendas mejorías con solo unos pocos problemas a resolver con los que estamos trabajando. Mi hijo, mi nuera, y sus dos hijas, quienes viajaron a Nevada con nosotros, ahora también están en el proceso de ver a Jack.

Estoy agradecida a Dios por guiarme a la salud y a la felicidad con la ayuda de Jack, junto con su maravilloso personal cariñoso. Así que quisiera extender mi agradecimiento y profundo aprecio a Jack por darme la oportunidad de disfrutar y apreciar la ¡vida! Con profundo aprecio y gracias, Esther.

Esther K, Ohio, a finales del verano del 2014

(Agradecemos que Esther se haya tomado el tiempo para escribirnos su historia. Ella es Amish y no quiso publicar su fotografía debido a sus creencias)

Intoxicación de metales y pesticidas

Mi hija Abigail fue revisada por Ciencias Naturales de Salud en agosto del 2013 cuando ella casi cumplía 14 años. Ella estaba experimentando pequeños dolores de cabeza frecuentes, asma agua, dolor de muscular y de articulaciones, algo de espamo muscular afectando su ojo izquierdo, se quejaba de tener un problema significativo para concentrarse en la escuela y muchísimo problema para dormir. Mi tía me contó de Jack y me sugirió que la llevara con él.

Ella fue examinada con las máquinas ZYTO y ASYRA, las cuales mostraron altos niveles de mercurio, inflamación estomacal, residuos de vacunas y altos niveles de pesticida. Jack sugirió 2 desintoxicaciones LED. Una para los pesticidad y otra para los metales. En la primer desintoxicación LED, Abby tenía un olor muy fuerte a químicos. En la segunda desintoxicación LED, los poros en las piernas de Abby eran de color oscuro. Se podía ver cada poro debido a esto y ella olía a metal. Yo podía ver visualmente la desintoxicación de metal.

Cerca de una semana después, la salud de Abby comenzó a mejorar. Estaba durmiendo mejor, el tic de su ojo disminuyó, no tantos dolores de cabeza, ella mencionó que la escuela era mucho más fácil, su asma ha mejorado. Ahora tiene 15.

Cuando vimos recientemente a Jack para el seguimiento, Abby le dijo que se sentía 100% mejor. Jack recomendó un rápido escaneo para checar alergias a la comida, lo cual estaremos realizando. Lo admitiré, al principio yo estaba un poco escéptica, pero el ver a mi hija mejorar tan rápido de algo tan delicado me ha convencido. Ella ha realizado mejorías firmes en el pasado año. Ahora yo iré para las migrañas que he sufrido por los últimos 25 años. ¡Quizás después usted vea mi historia!

~Danielle

natural-health-sciences-arizona-success-stories-Abby

Apoyo atlético

“Como enfermera con enfoque holístico para el cuidado de la salud, estaba muy emocionada de saber de Jack Miller por medio de un miembro de la familia. Yo trabajé con un médico naturopático en Ohio antes de mudarme a Arizona y aprendí de primera mano de los beneficios del enfoque preventivo para el bienestar. Tener un médico de salud holística que trabaja con una herramienta computarizada para determinar objetivamente desequilibrios en el cuerpo era algo a lo que me entrenaron para utilizar y lo encontraba invaluable para determinar lo que el cuerpo necesitaba para ponerse de nuevo en equilibrio.

Jack Miller tiene una presencia muy tranquilizadora y, mientras hablábamos, encontré a un profesional de la salud muy bien informado. No he dudado de referirlo a muchos pacientes, familiares, y amigos desde mi visita inicial. Como un beneficio adicional, como triatleta, he encontrado que a pesar de poner a mi cuerpo en incrementada exigencia, los suplementos han ayudado para dar a mi cuerpo la ayuda que necesita. Los beneficios que me proveen fueron evidentes solo cuando paré de tomarlos durante un período en los que estaba muy ocupada. Había comenzado a tomar mi bienestar por sentado y dejé mi régimen diario de suplementos; al cabo de unos pocos días, sentí una diferencia significativa en mi energía y comencé a tener calambres y dolores musculares que se habían ausentado mientras seguía el protocolo de suplementos recomendado. He aprendido a escuchar a mi cuerpo. Tomo el tiempo, no importa cuán ocupada y agitada se vuelva mi vida, para dar a mi cuerpo los suplementos que necesita para satisfacer las exigencias con las que cumplo, para que pueda continuar teniendo la salud y el bienestar que deseo. ”

Deb T., RN   Phoenix, Arizona  (otoño del 2010)

 

NHSOA-testimonial-3-Deb

Comentario: Para cualquiera interesado en apoyo atlético, note que esta clienta compite en Triatlones Half Iron Man y está en entrenamiento para el Iron Man, lo cual es lo último en deportes de resistencia aeróbica. Como médico tradicional naturópata, diseñar un protocolo suplementario para atletas como este incluye: apoyo a los nutrientes mitocondriales para ayudarlos con la quema de grasa y glucosa rápida, escogiendo de una variedad de productos naturales para el apoyo a glándulas suprarrenales (más adrenalina = más fuerza), y claro, productos naturales de electrolitos (sin el azúcar y el colorante alimentario artificial que se encuentra en bebidas deportivas y geles). También son beneficiosos los anabólicos y la liberación de nutrientes HGH para construir el músculo, y el apoyo natural para las lesiones deportivas y la reducción de la inflamación. J.M.

 

NHSOA-testimonial-6-Sonya

Molestias digestivas crónicas

“Mi nombre es Sonya,

Supe de Jack Miller y que él estaba disponible para ayudar a mucha de la gente con la que estaba yo en contacto. Esta gente tenía problemas y dificultades mucho más grandes que las mías, pero yo pensé que finalmente había encontrado a alguien que me podría ayudar también.

Por más años de los que puedo contar, he tenido dificultad digestiva de varios tipos y grados. Continuamente vacilaba entre pensar que tenía intolerancia a la lactosa hasta síndrome del intestino irritable (IBS, siglas en inglés), reflujo ácido, problemas de la vesícula biliar… etc. No había respuesta definitiva en el campo médico, tampoco. Me realicé diferentes pruebas, evaluaciones, escaneos… nada se encontraba cada vez. El ir a la oficina de Jack la primera vez fue una experiencia bastante diferente para mí. Sus procedimientos de diagnóstico eran como ninguno a los que me había sometido antes. Pero lo encontré concluyente y al punto sin el “quizás este es el problema” o “pueden ser muchas cosas”. Después, él comenzó el tratamiento de luz, específicamente dirigido a mi problema. Él me mandó a casa con suplementos y medicamentos homeopáticos. Seguí con dos sesiones más de tratamiento de luz y en dos semanas, algo ya era diferente. Mi dolor y molestia estomacal habitual se había ido. Jack me explicó lo que le estaba sucediendo a mi vesícula biliar y tracto intestinal y lo que necesitaba hacer para ayudar a mantener ese buen sentir. Debo decir que nunca tuve a alguien en el campo médico o en el campo del cuidado de la salud natural que fuera capaz de identificar mi problema e inmediatamente abordarlo.

No puedo agradecer lo suficiente a Jack y Cindy por su amable atención, su experiencia y conocimiento.”

Sonya E., Oregon   (Summer 2010)

NHSOA-testimonial-4-RG

Fatiga

“La sociedad contemporánea se mueve a un ritmo tan rápido que la comodidad de comprar en tiendas de comestibles de tamaño departamental y tomar ventaja de la tecnología moderna puede parecer ser un regalo – esto es así hasta que comienza a pasar factura en la salud de la persona y en su actitud mental. La mayor parte de mi vida me he considerado una persona sana, capaz de mantener un número decente de asuntos en mis manos. Todo empezó a colapsarse cuando alcancé un punto de baja energía obstinada del cual no me podía recuperar. Afortunadamente, un amigo me refirió con Jack Miller.

Estaba sorprendida por los resultados de los análisis que Jack ejecutó y que revelaron niveles espeluznantes de químicos tóxicos en mi cuerpo, concentrados principalmente en mi cerebro y en mi columna vertebral. El me presentó remedios homeopáticos y suplementos útiles para mi condición. Al cabo de unos días mi nivel de energía comenzó a aumentar dramáticamente. Una mañana, no mucho después de mi primer tratamiento LED, de repente me di cuenta por primera vez en más de 15 años que podía tomar un respiro profundo sin sentir como que el aire me acababa de noquear y toser incontrolablemente.

Ahora, después de mi segundo tratamiento LED, me siento mejor que nunca y noto que mi pensamiento está cambiando junto con mi salud física. He recuperado la inspiración que me motiva a pensar y actuar creativamente. Estoy manejando situaciones de estrés con mucha más facilidad.  Por supuesto, he cambiado mi dieta, confiando más en recursos de alimentos orgánicos de origen vegetal. La experiencia de Jack Miller y su cuidado gentil me han ayudado llegar al camino a la buena salud. He viajado de Ohio a Arizona para recibir los beneficios de su entrenamiento y animo a cualquiera que es serio respecto al bienestar a encontrar una manera para verlo.”

R.G.     Summerfield, Ohio  (otoño del 09)

Para más información acerca del LED o desintoxicación energética del láser que ayudó tanto a esta clienta, usted puede leer la información en este sitio respecto a esta modalidad. Lea Más…

Problemas de la vesícula biliar y del hígado

Yo estaba muy enferma cuando por primera vez fui con Jack por un tratamiento en la primavera del 2008. Después de haber ido con muchos doctores y realizarme muchos análisis para tratar y descifrar que estaba mal conmigo para varios problemas: dolor de la vesícula biliar, náuseas al comer grasa, dolor en la vejiga al orinar, dolor del cuerpo, insomnio y fatiga extrema, ninguno tenía la respuesta excepto de extraer mi vesícula biliar, lo cual desafortunadamente les permití. Esto era tan extraño para mí ya que estaba en mis últimos cuarentas y muy activa: ciclismo de montaña, esquí, senderismo, Pilates, yoga, y entonces mi vida giró. Lentamente, comencé un espiral de descenso, al punto de que ni siquiera podía salir de mi casa. Bañarme o vestirme era demasiado para mí.

Me refirieron a Jack en el Organic Produce Gals en la ciudad Lake Havasu, Arizona. Hablé con él por teléfono unos días antes de mi cita para removerme la vesícula biliar. Él no comentó nada acerca de la próxima cirugía a la cual me sometí. Desafortunadamente, la náusea después de comer no se esfumó después de que me sacaron la vesícula biliar; si algo pasó fue que comenzó a empeorar y fue en esta condición que mi esposo me llevó a mi primera cita. Después de reunirme con Jack estaba muy esperanzada. Él me enganchó a su máquina y ¡hombre! estaba cargada con diferentes químicos, etc. Supongo que todos los estadounidenses lo están, pero usted realmente no piensa en que se esté tan enfermo. Después de ir a través de muchas desintoxicaciones con láser, y otros tratamientos y suplementos de Jack, mi hígado finalmente vació mucha de la bilis almacenada que era lo que realmente me hacía estar enferma. Creo que estaba bien después de la segunda desintoxicación con láser en la que evacué un pigmento naranja con un movimiento del intestino y lo llamé para saber lo que estaba pasando. Él dijo que esto era un signo de que el funcionamiento de mi hígado estaba mejorando y que estaba eliminando la cosa amarilla naranja que puede causar ictericia. Justo después de eso, empecé a ser capaz de comer grasa sin tener náuseas horribles o vómitos. ¡Gracias a Jack! Él ha sido de mucha ayuda en mi búsqueda de salud y fue el principio de mi curación – finalmente.

Jack es muy conocedor, consciente, cariñoso y amistoso. Él verdaderamente se interesa en sus pacientes y tiene una gran determinación. Él predica con el ejemplo a diferencia de muchos otros a los que he ido en el pasado. Él se mantendrá en su caso hasta que lo deje bien.

Yo recomendaría altamente a Jack para cualquier enfermedad que usted esté sufriendo, o hasta solo para ayudarle con un buen programa de desintoxicación.

 

P.W. 49 años de edad, Ciudad Lake Havasu City, AZ   (otoño del 2010)

Comentario: Con el permiso de esta clienta para dar a conocer esta información, algunos de ustedes encontrarán interesante que el escaneo EDS mostró una acumulación de sulfonamidas y la toxina química metil-etil-cetona (MEK, siglas en inglés) sobrecargando su hígado. La primera sesión LED estimuló su cuerpo para vaciar las sulfonamidas, las cuales interferían con sus vías de sulfatación hepática. La segunda sesión LED abordó la toxina MEK y fue después de esto que el metabolismo del hígado y la desintoxicación comenzó a normalizarse, y ella aparentemente comenzó a vaciar la bilirrubina pigmentada de naranja de su hígado. Esta sustancia es un componente de la bilis, la cual es producida normalmente por el hígado y excretado diariamente por medio de los conductos biliares del hígado en los conductos biliares comunes, y de ahí, secretados en el intestino para auxiliar en la digestión de la grasa. Si esta sustancia naranja conocida como bilirrubina se respalda en el hígado, la ictericia o un color amarillento en la piel pueden ocurrir. Una vez que hicimos que ella vaciara esta bilirrubina al restaurar el flujo normal de la bilis después del segundo LED, usted notará por su declaración de arriba, que fue entonces cuando ella fue capaz de comer grasa sin tener tantas náuseas.

Esta clienta escogió no publicar su fotografía debido a la naturaleza personal de esta historia. J.M.

NHSOA-testimonial-1-chuck

Enfermedad inflamatoria intestinal y úlceras

Desde que era niño y hasta bien entrada la edad adulta he sufrido de enfermedades crónicas. Mis primeras memorias son de mí en la cama de un hospital rodeado de mis seres queridos. Cada vez que ingresaba al hospital, era un nuevo diagnóstico, y cada doctor contradecía lo que varios doctores  en el pasado habían ya disputado, una vez más no podían nunca estar de acuerdo en desacordar cuál era mi condición. Mi vida entera me dijeron que sufría de úlceras estomacales. Lo que me llevó muchas más veces de las que puedo contar al hospital era el dolor incontrolado, que perforaba a través de mí. El dolor me atacaba sin aviso y me causaba arrebatos de histeria mientras que gritaba en agonía; la quemadura, el dolor, no hay manera de medir el dolor. Eventualmente aprendí a vivir con mi condición y con el tiempo, los brotes solo pasaban unas pocas veces por año. Cuando me casé, tuve un episodio unas pocas semanas después, lo que hizo que mi esposa me llevara al hospital. Estaba sangrando de mi boca así como por la vía rectal y Alicia esta horrorizada. Le dije al doctor de emergencias que sufría de ulceras, (ya que ese era el diagnóstico), y él me dejó conectado a terapia intravenosa por muchas horas y me mandó a ver a un gastroenterólogo para darme seguimiento, así que empezó la búsqueda de mi esposa, tratando de descifrar que era lo que estaba mal conmigo.

Cada episodio era igual, el dolor estaría a todo lo largo de mi entero estómago, lo cual después me di cuenta que provenía de mi área intestinal, seguido de vómito con sangre que había llenado mi estómago, y pasaba rectalmente. Fui a ver a un gastroenterólogo y él me hizo una colonoscopia y determinó que no tenía, de hecho, úlceras, sino que él pensaba que era colitis ulcerosa. Alicia fue a la librería local y buscó en docenas de libros y sitios web acerca de la condición, nos dijeron que necesitaba comer una dieta alta en fibra y eso me ayudaría en mis dolores de estómago ya que necesitaba más fibra. Eventualmente, Alicia y yo aprendimos a lidiar con mis ataques, ella cuidaba de mí cada vez mientras que yo estaba enclavado en lo que llamamos posición fetal, en agonía por el dolor. Aprendimos que ciertos alimentos traerían un episodio, como los alimentos picantes, pepperoni, salchicha, salami, así que me dijeron que no comiera eso (una cosa muy difícil de hacer). Después de unos pocos años, me realizaron más colonoscopias, incluyendo el aparato gastrointestinal superior e inferior, todos los cuales retenían la misma información, tenía úlceras ahora y no colitis ulcerosa. Recuerdo una discusión una vez en la que ellos pensaban que podría ser incluso cáncer de estómago. Como usted puede imaginar, todo esto ha sido muy difícil de lidiar, sin respuestas y miles de dólares en facturas de hospital y casi asesinado con una sobredosis por un anestesiólogo en una colonoscopia que se me realizó. ¡Habíamos terminado!

Otro año pasó desde mi aparato gastrointestinal inferior y de mi accidente casi fatal y Alicia empezó a escuchar cosas… acerca de alguien que practicaba medicina homeopática. Ella había tratado muchísimas cosas naturales en mí antes y algunas funcionaron y otras no, aun así ella siempre favorecía lo natural a la prescripción, así que vino a casa y me dijo lo que había escuchado. Le indiqué que era interesante, pero no era para mí. Alicia contactó a Jack Miller y él le envió un e-mail con un folleto explicando las diferentes cosas que él hizo. Después de muchos meses tuve un ataque realmente malo y ¡finalmente decidimos darle una oportunidad a Jack Miller y su medicina natural! Alicia hizo la cita y pronto estábamos sentados en su oficina. Jack y yo fuimos a través de mi historial completo de salud y yo se lo dije todo; lo que me habían dicho los doctores cuando era niño, todos los procedimientos que me habían realizado a lo largo de los años, los ataques, los episodios, la pizca de “alta fibra”, todo. Recuerdo que Jack sonrió y me dijo: “¡Confío en que esto puede ayudarte!”. Alicia y yo estábamos escépticos al principio, como si un doctor altamente entrenado no pudiera curarme, ¿qué era lo que hacía a Jack Miller estar tan confiado?

La primera cosa que él realizó fue que me hizo agarrar su equipo y me mandó pulsos a través de mi cuerpo, este pulso escogería ciertas cosas que estaban mal dentro de mi cuerpo. Era fascinante, Jack era capaz de decirme que era alérgico a ciertos alimentos y niveles no saludables de toxinas en mi cuerpo, como plástico, y reveló que tenía bacterias intestinales patógenas, así como parásitos en mis intestinos. Parte de la medicina natural de Jack Miller eran suplementos, así que me dio muchos suplementos, algunos los hizo ahí en su oficina y otros eran píldoras o polvos que eran ordenados de un proveedor. Así que empecé con los suplementos. La siguiente semana tuve mi primer tratamiento LED de tres. Esto me ayudó a liberar todas las toxinas que él encontró en mi cuerpo. Tuve un efecto secundario que no era malo, y Jack me dijo que esperara ciertas cosas mientras mi cuerpo estaba tratando de eliminar por sí mismo los químicos y metales pesados que saldrían de cualquier avenida que pudieran, y ¡así pasó! Lentamente, en las pocas semanas y meses siguientes, continué con mis suplementos y me realicé más tratamientos LED. Jack me aconsejó continuar tomando un suplemento Perm A Vite a largo plazo y beber jugo de aloe vera, ya que me ayudaban a reconstruir el intestino. Desde que era niño había tenido problemas estomacales, y nadie pudo identificar que estaba mal, fui experimentado, pinchado, cortado y admitido en hospital tras hospital, colonoscopia tras colonoscopia y fue al final de mi trayecto de la salud cuando Jack Miller y sus remedios homeopáticos con Ciencias Naturales de la Salud me fueron presentados. Había hecho más que solo una diferencia; ¡es un cambio de calidad de vida para mí y mi esposa! Estoy emocionado y feliz de reportar que ha sido bueno desde hace más de un año y medio y que no he sufrido ningún episodio desde que vi a Jack Miller. ¡No más sangrado, no más dolor estomacal y estoy feliz de reportar que finalmente también he podido recuperar peso y mantenerlo! Nada de esto hubiera sido posible sin la ayuda de alguien que está bendecido en este campo. Estamos muy agradecidos de tener de nuestro lado como amigo y como familia a Jack Miller y Ciencias Naturales de la Salud de Arizona, ¡de nuestro lado saludable!

 

Escrito por: Chuck Blevins  31 años de edad,   Kingman, AZ   (verano del 2010)

 

 

NHSOA-testimonial-7-Phillip

Migraña hemipléjica familiar

He sufrido de migraña hemipléjica familiar (FMH, siglas en inglés) la mayoría de mi vida. Es completamente debilitante, interfiere con mi trabajo y mi vida diaria. A veces estoy por 2 o 3 meses sin tener migraña, pero otras veces puedo tener muchas en un mes (en promedio de 8-12 por año). La mayoría de medicamentos prescritos están diseñados para tratar migraña común y no son usados para FHM (muchas hasta son etiquetadas “no para migrañas hemipléjicas”). La única medicación que se me ha dado para tratar las migrañas hemipléjicas es extremadamente cara y no previene o para las migrañas, solo reduce la severidad o la duración (a veces). Cuando fui a ver a Jack Miller por primera vez hace cerca de 2 años, le di toda la información que había encontrado de FHM (porque ninguno de los doctores que había visto sabía que era). Jack dijo que lo leería y también consultaría con el doctor Cowden. Después de leer la información, Jack sospechó que ciertos nutrientes electrolitos realmente podrían ayudar con este desorden. Debido a que Cindy y yo le habíamos insistido lo extremadamente graves que pueden ser las migrañas hemipléjicas, Jack prefirió consultar con el doctor Cowden mientras se capacitaba con él en Phoenix. El doctor Cowden confirmó la sospecha de Jack, que esto estaba relacionado con electrolitos y dio consejo en lo específico que pudiera yo necesitar. Pronto, después de eso, Jack me proveyó un protocolo personalizado y comencé a tomar los suplementos recomendados. Ya que el FHM es un desorden genético, nunca estaré completamente libre de migrañas. Aun así, ahora tomo suplementos diariamente que me ayudan a prevenir tener una migraña. Durante los últimos 2 años ha habido una reducción dramática en la cantidad de dolores de cabeza que he tenido. Yo he recomendado Ciencias Naturales de la Salud de Arizona a mis amigos, así como a otros miembros de mi familia que también sufren de FHM. ¡Estoy muy feliz con los resultados!

Phillip P., Kingman, AZ   (verano del 2010)

Enfermedad de Lyme

Mi esposo y yo nos mudamos. Me mude aquí a Arizona en el 2000 porque los brazos y manos me dolían continuamente, lo cual pensaba que era por uso excesivo. Seguí todas las recomendaciones de descanso, estiramiento, masaje, terapia física y el dolor en la parte superior del cuerpo continuaba. Fui conectada con un quiropráctico y con visitas mensuales y con medicamentos de dolor de libre venta, pude manejar el dolor. En diciembre del 2007 estaba teniendo problemas para funcionar normalmente. Mi hija se estaba casando y no pude disfrutar en tomar parte de nada porque el dolor y la fatiga eran continuos. Mi quiropráctico sugirió que buscara un especialista en fibromialgia, lo cual hice. Sus análisis de sangre fueron lo que mostraron que yo tenía la enfermedad de Lyme, citomegalovirus, el virus de Esptein Barr y otro virus, el cual no recuerdo en este momento. Viajé a Las Vegas para visitarlo y obtener sus tratamientos sugeridos. Me dieron un montón de suplementos y medicamentos para el dolor, tiroides, fatiga, etc. De enero a junio continué empeorando. Para junio ya no podía caminar bien; el vértigo siempre me hacía sentir que podía caerme. Estaba tan débil que ya no podía manejar yo misma a Las Vegas, así que me comunicaba con el doctor por teléfono. El seguía intentando ajustar mis medicamentos, pero me recordaba que él no era un especialista en la enfermedad de Lyme, así que tal vez yo necesitaba consultar con alguien más. Había estado con medicamentos por 4 meses, desde que él sintió que si inundaba mi sistema con antibióticos, la bacteria Lyme moriría. Estaba muy enferma para seguir viéndolo, así que fui con un doctor local. Él me ayudó bastante al deshabituarme de todos los medicamentos que el otro doctor me recetó y devolverme a donde estaba cuando empecé, al dolor, fatiga y limitaciones, para que no estuviera confinada a mi casa y postrada en cama la mayor parte del día.

 

 

NHSOA-testimonial-8-annette

Fue en este punto que conocí a Jack en un ambiente no médico. Usualmente no le cuento a la gente que acabo de conocer que tengo la enfermedad de Lyme, pero por alguna razón, le comenté a él y a su hermana. Ya que los otros doctores me habían dicho que la enfermedad de Lyme es incurable y que solo podía aprender a controlar los síntomas, estaba atónita cuando él mencionó que él “tenía la enfermedad de Lyme, pero no más”. Después de reflexionar en su comentario, realmente tenía que saber más y quería saber lo que él hizo, así que platiqué con su hermana. Cuando supe que él estaba trabajando con gente que tenía la enfermedad de Lyme y podía ofrecerme ayuda, mi esposo dijo: “¡Vamos a hacerlo!”. Verdaderamente, sentía que ya habíamos invertido tantísimo dinero y no podíamos tratar otra cosa más, pero mi esposo dijo que aún si nos endeudáramos, si esto funcionaba, entonces lo valía.

Me dijeron en mi primera visita que esto no es una solución rápida, pero se puede solucionar, y claro, Jack es una prueba viviente de eso. Hice estrictamente todo lo que Jack Miller me sugirió, incluyendo el trabajo dental, y ¡honestamente puedo decir que soy una nueva persona! Al principio, debido a la confusión de mi cerebro, pasé por un tiempo difícil para tomarme todas mis gotas y suplementos, pero todo estaba escrito claramente y mi esposo era bueno en recordarme. Me apegué a todo eso, estrictamente al principio, y luego más cómodamente. Empecé hace como un año, y en los últimos 3 meses he hecho tantas cosas que pensaba que nunca podría hacer de nuevo. Literalmente, ¡la confusión de mi cerebro se ha ido! Mi nivel de dolor ha disminuido de cerca de 8 o 9 diariamente a 0 o 2. Se irá totalmente algún día, pero estoy muy feliz de no tener fatiga crónica así que estoy contenta con algunos dolores. Una gran cosa para mí es que ahora realmente disfruto las cosas y puedo verdaderamente decir que me divertí. No pensaba que estaba deprimida antes, solo en dolor continuo, lo cual nos deprime. Mientras recuerdo el pasado, no puedo creer como tomar todos los pequeños pasos que Jack me hizo hacer me han llevado a ¡lo feliz que ahora soy! Así que, sí, el protocolo de tratamiento fue una carga para el presupuesto por un tiempo, pero la manera en que ahora me siento, ¡realmente lo valía!

Annette B., Arizona   (verano del 2010 )

Comentario: La enfermedad de Lyme es reversible con buena medicina natural. Es bastante difícil de hacerlo, pero esta clienta, así como otros que han venido a verme y se han apegado con el protocolo, han mejorado. Aún hay mejoras que ella puede hacer en su salud. La meta con las buenas intervenciones naturales de la enfermedad de Lyme es conseguir gente en su peor estado y entonces, ayudarles a implementar cambios saludables en su estilo de vida que les mantendrán sanos de ahí para adelante.

¿A qué se debe que la medicina convencional falla tan gravemente al ayudar a la gente con la enfermedad de Lyme? Aquí hay algunas razones.

Uno: Los doctores fallan en diagnosticarla.

Los análisis más comunes de anticuerpos de laboratorios para eso son propensos a resultar en falsos negativos. Para verdaderamente descartar la enfermedad de Lyme usted debería también realizarse un Western Blot IGM y un IGA (prueba completa de anticuerpos), PCR (el cual busca la espiroqueta de Lyme en el ADN de su sangre), y el LUAT (el cual busca fragmentos de la espiroqueta de Lyme en su orina después de tomar antibióticos). Puede preguntar a su doctor que le ordene estos análisis a usted.

Dos: Las causas principales son muy poco entendidas.

La noción de que usted solamente obtiene de la enfermedad de Lyme de una garrapata y que si usted toma antibióticos inmediatamente se sana, no se sostiene. Hay mucha gente a la que una garrapata la muerde e inmediatamente obtiene medicamentos y aun así desarrolla totalmente la enfermedad de Lyme. También, hay otros que obtienen resultados positivos a la enfermedad de Lyme y que nunca han tomado antibióticos y aun así, se mantienen sanos sin ningún síntoma de la enfermedad. ¿Qué está pasando? Claramente, la mayoría de la gente está lo suficiente saludable para mantener esta bacteria bajo control, mientras que los que desarrollan la condición crónica usualmente están en un estado débil antes de ponerse en contacto con el bicho. En la Conferencia Internacional de la enfermedad de Lyme en el 2002, se presentó la investigación demostrando que cerca del 99% de los pacientes de la enfermedad crónica de Lyme tienen una significativa y acumulativa intoxicación química y de metales pesados que debilita la inmunidad de las personas. La mayoría de los doctores no conocen esta toxicidad y no sabrían que hacer con ella si lo supieran. Lo que todo esto significa básicamente es que un componente de la recuperación a largo plazo está ayudando a aquellos con la enfermedad de Lyme para eliminar las toxinas químicas y de metales pesados almacenadas con las que ellos están sobrecargados y evita la exposición futura a estas.

Tres: La mayoría de las intervenciones farmacológicas causan tanto daño así como bien y fallan para matar efectivamente la bacteria de Lyme y las múltiples coinfecciones.

El organismo de Lyme es muy difícil de matar. Se puede transformar al azar de ida y vuelta entre espiroqueta (forma de sacacorchos), forma de pared celular deficiente, y forma de quiste. Muchos antibióticos matan solo una forma, así que cambia simplemente a una forma diferente mientras que usted está tomando esos medicamentos, y cuando los descontinúa, rápidamente se revierte de nuevo a esa forma. Además, para cuando uno tiene la enfermedad crónica de Lyme, múltiples coinfecciones están ahí; por la misma razón que la enfermedad de Lyme no puede ser combatida: un anfitrión débil que no puede combatir contra los bichos. Para recuperarse efectivamente, entonces, uno necesita dirigirse a todos estos microbios y la bacteria de Lyme en sus tres formas, con suplementos naturales capaces de matar estos bichos sin añadirlos a la carga tóxica de la persona. Es necesario también impulsar las hierbas en maneras precisas para animar al Lyme en forma de quiste a revertirse en su forma adulta más vulnerable.

Otras cosas para considerar

Otras cosas para considerar son los biofilms bacterianos, la necesidad de ayudar vigorosamente el drenaje del fluido linfático, y la desintoxicación de los órganos para lidiar con las reacciones de mortandad de los microbios, el apoyo a largo plazo del sistema inmunológico, mejorar la microcirculación, y otras muchas cosas que no se pueden cubrir aquí. El punto aquí es que la enfermedad de Lyme es compleja y multifactorial y esto es el por qué intervenciones efectivas a menudo eluden tanto a doctores como a médicos alternativos por igual. Muchos de los factores causales en cadena que llevan a la persona a una enfermedad crónica estaban sucediendo mucho antes de la exposición a la espiroqueta de Lyme; fue solo la gota que derramó el vaso. Claro, una vez que la enfermedad crónica saca a la luz su horrible cabeza, su naturaleza humana es buscar una salida fácil. Ciertamente yo lo hice. Pero la realidad es que no hay soluciones simples para la enfermedad de Lyme y aquellos que están buscando esto desperdician verdaderamente su tiempo. Para explicar esa última frase un poco mejor, considere el patrón poco saludable al que entran  muchas personas con la enfermedad de Lyme y con dolencias crónicas relacionadas como la Fatiga Crónica y la Fibromialgia. Ellos leen o escuchan acerca de alguna solución rápida, un agua milagrosa, jugo arándanos, o cualquier otro nuevo producto milagroso multinivel de última moda, y toman el producto con la esperanza de curarse. Entonces, en algún punto en el futuro, se dan cuenta que aún no se encuentran bien y escuchan de otro nuevo producto milagroso y empiezan todo el ciclo de nuevo. No es que estos productos no tengan valor, dado que algunos obviamente lo tienen, es simplemente que las compañías de productos sin escrúpulos prácticamente siempre explotan el valor de sus productos y terapias fuera de proporción y los promocionan como una curación autónoma. También, engañan a la gente y satisfacen el deseo de las personas de creer que existe una solución simple para un problema complejo y espantoso.

Usted se puede recuperar de la enfermedad de Lyme; muchos lo han hecho. Pero tristemente, este objetivo lo eluden la mayoría de los enfermos. Mientras que algunos individuos están rebotando entre un producto milagroso a otro producto milagroso y continúan con muchas de las opciones de estilo de vida no saludables que los han enfermado originalmente, otros, como la clienta de arriba, están aprendiendo las lecciones que la enfermedad de Lyme tiene que enseñar, subiéndose las mangas de sus camisas, y realizándose el trabajo que se requiere para volver a estar bien. J.M.

 

NHSOA-testimonial-2-Rita

Intoxicación de mercurio

Jack Miller me proveyó el tratamiento tan codiciado desde hace tiempo para la toxicidad del mercurio. Sus métodos de eliminación son innovadores. He estado intoxicada de mercurio después de trabajar desde los 16 años hasta los 32 en una oficina dental como asistente dental e higienista dental. También tenía la boca llena de empastes de amalgama. Yo era una exitosa psicoterapeuta de 38 años practicando en la Quinta Avenida de Nueva York cuando comencé a tener serios problemas de salud de origen desconocido. Es entonces cuando los análisis revelaron que estaba intoxicada de mercurio.

En 13 años de desintoxicación y escribir un libro, se hicieron grandes avances. Aun así, no pude eliminar el mercurio de mi sistema nervioso central resultando en depresión clínica, insomnio y sensibilidad química múltiple. Sabía con certeza que el último problema más difícil por resolver seria sacar el mercurio. Traté todos los métodos destacados de terapia de quelación – desde inyecciones intravenosas usando DMPS, supositorios rectales DMSA, PCA, NDF, protocolo de quelación de Andy Cutler y RNAs para metales. Todos estos métodos causaron severos efectos secundarios, incluyendo depresión clínica, y una técnica resulto en tener que ser hospitalizada. Cuando hablé con Jack por teléfono, él me dijo que me podía ayudar, y tuve que tomar un GRAN salto de fe. ¡Valió la pena! Me he quelado exitosamente oralmente con DMSA y mi cuerpo se está desintoxicando rápidamente del mercurio por medio de la orina y las heces. Pasé de no tolerar 2 miligramos de quelación oral con 100 miligramos de DMSA. Ahora, me hago la quelación con 300 miligramos de DMSA cada 3 días exitosamente. Inesperadamente, Jack también fue capaz de identificar micoplasmas por medio de las pruebas con el ASYRA y me estoy deshaciendo de estos patógenos furtivos por igual. Jack, me salvaste la vida. ¡Salud! Rita

 

Rita Ferraro-Shapiro RDH, CSW, Santa Fe, NM

Autora de A Guide to Detoxification for the Chemically Hypersensitive; Inventor of Co-RectalVite from Allergy Research/ Nutricology.

Comentario: El envenenamiento de mercurio se ha convertido en una amenaza muy real y peligrosa para la salud pública y proviene de 3 fuentes principales: empastes dentales de plata (mercurio); el aumento drástico de los niveles de mercurio en el pescado y los mariscos; y el mercurio etílico en las vacunas e inyecciones contra la gripe añadidas en la forma de conservantes como el timerosol. Por favor, tómese unos pocos minutos para mirar los siguientes videos y educarse a sí mismo y protegerse a usted y a su familia. J.M.

Las declaraciones de arriba son las interpretaciones de las experiencias de curación por nuestros clientes. Ciencias Naturales de la Salud, LLC. no diagnostica o trata condiciones médicas. Nosotros ofrecemos terapias naturales que la gente reporta que les han ayudado a crear resultados de salud positivos.

Los peligros de las amalgamas de plata, empastes que contienen mercurio

 

Por favor, no salga corriendo para removerse sus empastes después de mirar el video de arriba. Contáctenos para dirigirlo a un dentista biológico que pueda removérselos de una manera segura.

Los peligros en aumento del mercurio en pescados comúnmente consumidos

 

Por favor, dese cuenta que la mayoría de los países en desarrollo fijan un límite aceptable de mercurio en los pescados de .5 PPM o más bajo. El nivel de acción de Estados Unidos es el doble de esa cantidad. ¿Qué hay en el cuerpo estadounidense que nos permite tolerar el doble de mercurio?

Los riesgos asociados con inyectar mercurio etílico como un componente de vacunas o inyecciones contra la gripe.

 

Aun cantidades pequeñísimas de mercurio dañan las neuronas cerebrales

 

Solo deseando progamar una cita con Ciencias Naturales de la Salud de Arizona, LLC. Se requiere que obtengan una membresía con la Asociación Desert Paths Natural Wellness. Para obtener una membresía, ingrese por favor en: DPNWA.org

Jack Miller CTN no provee consejo médico, diagnóstico o tratamiento por medio de este sitio web. El propósito de esta publicación digital es explorar investigaciones actuales y discusiones de terapias naturales holísticas y factores de estilo de vida saludables que comúnmente no se discuten en el campo de la medicina alopática moderna. El contenido de esta publicación digital, como el texto, gráficos, imágenes, y otro material, no ha sido evaluado por la FDA y es únicamente con propósitos informativos. El contenido no pretende sustituir el consejo, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado para cualquier pregunta que usted pudiera tener respecto a una condición médica. Nunca ignore el consejo médico profesional o se tarde en buscarlo debido a algo que usted leyó, escuchó o vio en esta publicación digital.