928.227.0180 nhs@nhsarizona.com

El terreno creciente de las terapias de oxígeno

Cómo la ozonoterapia puede incrementar el metabolismo de la quema de oxígeno natural del cuerpo, y Cómo el ozono en las cantidades terapéuticas apropiadas también ayuda con el salto de partida del mecanismo protector antioxidante del cuerpo.

Oxígeno y energía

 

¿Alguna vez se sentó cuando era más joven alrededor de una fogata o una chimenea viendo una llama de fuego? Si es así, podrá haber estado un poco fascinado con el proceso entero. El fuego es interesante. ¿De dónde viene todo ese calor intenso y ese color brillante? Bueno, fundamentalmente proviene del sol. Espere un momento… ¿quién le al sol su energía? (Okey, es una pregunta demasiado profunda para hablar aquí). El árbol del cual la leña proviene, claro, tiene elementos extraídos como el carbono, el hidrógeno, el oxígeno y el nitrógeno del aire, del suelo y el agua y entonces se utiliza la energía del sol para crear madera, de la cual la celulosa es el componente principal. En el proceso de combinar todos esos elementos juntos en la madera, el árbol forma innumerables enlaces llamados enlaces covalentes* que unen a todos esos átomos juntos.

natural-health-sciences-arizona-oxygen-therapies-tree

La cantidad de enlaces covalentes que unen juntamente los átomos de un solo árbol son, sin duda, alucinantes, y no me aventuraré a adivinar el número en un árbol de tamaño mediano, pero cada enlace covalente en ese árbol que está uniendo un átomo con otro átomo contiene un poco de energía almacenada del sol, y cada vez que un enlace se rompe, un poco de energía del sol se libera. Cuando la madera de un árbol se está quemando, los enlaces covalentes se rompen rápidamente, y la energía se libera rápidamente en la forma de calor y luz. Pero para nuestra discusión aquí, y para encontrar cómo todo esto se relaciona con la salud humana, veamos otros ejemplos de la energía que se extrae de la descomposición de los enlaces covalentes en la celulosa, a saber, por animales que comen celulosa como las vacas, los caballos y otros herbívoros. Esencialmente, el mismo proceso químico de energía que se crea de la quema de leña y el calor y la luz que obviamente provienen de eso, también permite a un caballo comer la celulosa en el pasto y tener la energía para galopar a través del campo.

Sin duda, los caballos son animales poderosos, aun así, la mayoría de su energía proviene de la descomposición de la celulosa en el pasto y el heno que han mascado en el año. Las vacas y los caballos tienen la capacidad de digerir y después, extraer eficientemente la energía de los enlaces covalentes en la celulosa contenida en el pasto. Si alguna vez ha echado heno a los caballos, usted sabe que no hay mucha diferencia entre la madera y el heno. Realmente, todo es celulosa; una forma de carbohidrato que estos animales pueden digerir pero que los humanos no. (¡Es por eso que todas las dietas de heno aún tienen que hacerse populares como la última dieta de moda!) Como se mencionó, al igual que un incendio puede romper rápidamente la energía que contienen los enlaces covalentes en la celulosa de un bosque en llamas o quema de hierba y crear energía, el caballo y muchos otros animales de pastoreo pueden romper estos lazos de energía que contiene la hierba que contiene de un modo más lento, más controlado. Así que, ¿cómo se relaciona todo esto al oxígeno?, usted se podría preguntar. Se relaciona porque el común denominador en estos 2 ejemplos de obtener energía de la celulosa es el oxígeno. El oxígeno es el catalizador fundamental que dirige esta reacción química que extrae la energía de la celulosa. Nada de esto sucede sin oxígeno. Sin oxígeno, los incendios se apagan, y sin el oxígeno adecuado, el metabolismo de los humanos y de los animales se pone lento y se vuelve ineficiente. El oxígeno es tan esencial a este “incendio” interno de nuestro metabolismo que sin él, morimos en segundos. Así que, ¿cómo nuestros cuerpos usan el oxígeno que inhalamos, y la energía contenida por los enlaces covalentes en los alimentos que comemos para crear energía?

natural-health-sciences-arizona-oxygen-therapies-horses

Mitocondria: Los pequeños hornos dentro de nuestras células

 

natural-health-sciences-arizona-oxygen-therapies-dnaDentro de cada de nuestras trillones de células, cada una fábrica compleja en sí misma, hay muchos pequeñísimos hornos llamados mitocondrias.

Tienen sus propias membranas y su propio ADN.

Usted pudiera recordar esto de sus clases de biología, pero vamos a decir que en cuanto a su importancia para la salud humana, es un tema que merece volver a visitar.

Cuando se trata de la vida y la producción de energía, las mitocondrias son lo que de verdad importa, por así decirlo.

*Un enlace covalente es un enlace químico entre 2 átomos en los que los electrones se comparten entre ellos.

Estas pequeñas plantas de energía toman los ácidos grasos de las grasas de la dieta, aminoácidos de las proteínas y glucosa de los carbohidratos, y crean energía que todos nosotros necesitamos para levantarnos e ir. Dentro de la mitocondria, estas moléculas de los alimentos se queman, por así decirlo. La compleja química que ocurre dentro de estas mitocondrias llamada el ciclo del ácido cítrico de Krebs y el ciclo de la fosforilación oxidativa son los procesos por los cuales estas moléculas de los alimentos son desmontadas sistemáticamente por las enzimas en las mitocondrias a fuego lento, y los enlaces covalentes se rompen para generar energía, la cual es utilizada para crear ATP. El proceso completo es referido como respiración celular. ATP o trifosfato de adenosina, que es la molécula rica en energía en la que todos los seres vivos son alimentados, es el principal producto producido por la respiración celular. La bioquímica detrás de todo esto es fascinante y está también más allá del alcance de analizarse en este pequeño boletín informativo. En realidad, a menos que usted sea un genio de bioquímica que le emociona la transferencia de electrones y la investigación de la caída de los protones mitocondriales, no necesita realmente recordar esta bioquímica básica de cualquier modo. Sin duda, la mayoría de los que leen este boletín informativo están interesados principalmente en tomar pasos prácticos para mejorar su salud. Siendo este el caso, si hay una cosa que no se puede enfatizar lo suficiente es que el uso del oxígeno que va dentro de la mitocondria para la producción de energía es esencial para todas las funciones que el cuerpo lleva a cabo; es la energía necesaria para mantener la salud de uno o recuperarla. Aquí radica la conexión entre esta información básica acerca del metabolismo del oxígeno y su salud.

Blank-spacer

Cuando la mitocondria buena se vuelve mala

 

La energía necesaria para mejorar la salud de uno o recuperarla. Piense en esta frase por un momento.

La gente con enfermedades crónicas, con frecuencia, están privados de energía. Y no sólo privados de energía desde el punto de vista de “Oye, estoy muy cansado para ir a trabajar hoy. Creo que me quedaré en casa”, pero no, privados de energía literalmente, a nivel celular. Ellos tienen un metabolismo ineficiente de oxígeno dentro de sus mitocondrias.

En lugar de un incendio voraz en sus pequeñas fábricas dentro de sus células que crean calor y energía, podrían estar lidiando con algo más parecido a un fuego parpadeante.

Tienen una producción de energía celular ineficiente y todos los síntomas que la acompañan.

 

Frank Shallenberger, M.D., quien es considerado la autoridad líder en ozonoterapia en Estados Unidos, llama a esto “Early Onset Mitochondrial Dysfunction” (El inicio temprano de la disfunción mitocondrial) o EOMD (Shallenberger, F. 2011, p 42). Este problema puede ser insidioso. Usualmente, no es aparentemente tan rápido, pero se puede convertir en una pérdida constante de nuestro bienestar. El término disfunción indica que este no es un proceso natural del envejecimiento.

La mitocondria sí decae con el envejecimiento, pero en algunas personas su metabolismo de la quema de oxígeno mitocondrial está muy por debajo del normal para su altura, edad y peso.

Si usted alinea a muchas personas del mismo grupo de edad y los analiza, encontrará variaciones significativas en su capacidad de utilizar el oxígeno. Hace unos meses en una conferencia de la salud natural en Salt Lake City, muchos de mis amigos y asociados se realizaron gratis un análisis en reposo de VO2. Este  análisis mide la cantidad de oxígeno que entra al inhalarlo, y la cantidad de dióxido de carbono que sale cuando se exhala, y calcula el metabolismo del oxígeno en reposo. Fue interesante observar los diferentes resultados que la gente obtenía. A nivel personal, tenía mucha curiosidad acerca de mis propios resultados. Habiendo pasado por una enfermedad en el pasado, eso envolvía un envenenamiento de metales tóxicos bastante significativo y deficiencias nutricionales, me preocupaba que pudieran haber ocurrido algunos daños mitocondriales permanentes. Mientras que la disfunción mitocondrial, como la describe Shallenberger, es reversible (con ozono), el daño y el decaimiento de la mitocondria pueden ser permanentes. A los naturópatas no nos gusta usar la palabra permanente debido a la creencia fundamental de la habilidad del cuerpo a curarse, pero siendo realistas, algunos daños al cuerpo pueden ser permanentes. Esta es una razón por la cual es tan importante prevenir y revertir la disfunción del uso del oxígeno, por el abandonamiento y el decaimiento de la mitocondria.

 

Como se mencionó antes, la mitocondria tiene su propio ADN y estas no pueden ser reparadas igual que se puede el ADN en el núcleo celular. Me sentí aliviado al ver que los resultados de mi propio análisis VO2 mostraba un promedio del metabolismo del uso de oxígeno en reposo por encima de mi estatura y peso. No hay duda en mi mente que comiendo una dieta densa en nutrientes, tomando suplementos de buena calidad, realizando las terapias requeridas de desintoxicación para eliminar toxinas mitocondriales conocidas, y después, yendo a correr y otros tipos de ejercicios aeróbicos, previnieron el decaimiento mitocondrial que de otra manera hubiera ocurrido. Mi uso del ozono, sin duda, también fue un factor en esto; el ozono puede mejorar y restaurar significativamente el uso mitocondrial del oxígeno para quemar calorías y producir energía. Curiosamente, aunque el análisis VO2 que voluntariamente tomamos ese día estaba dirigido principalmente para determinar el metabolismo para razones de pérdida de peso, fue claro también que aquellos que mostraban un metabolismo deficiente de oxígeno no lucían bien.

Vea al doctor Frank Shallenberger mientras que habla acerca del importante tema de la resucitación mitocondrial mediante el uso del ozono.

Así que, ¿qué está pasando? ¿Por qué la variación en personas diferentes en el uso del oxígeno para quemar combustible en sus cuerpos? Hay muchas cosas que pueden afectar esto: las hormonas – específicamente, deficiencia de la hormona tiroidea T3, mala nutrición, y claro, un estilo de vida sedentario son algunos de los factores principales. Las buenas noticias es que, con la asistencia de terapias de oxígeno y cambios saludables en el estilo de vida, como la nutrición y el ejercicio, el VO2 y el VO2 máximo en reposo (el máximo oxígeno utilizado durante el ejercicio) puede incrementar. Personas con fatiga crónica, fibromialgia y problemas relacionados con la salud, en ocasiones muy frecuentes tienen lentitud en su metabolismo del uso de oxígeno debido a la mitocondria disfuncional, la antes llamada EOMD. Muchos estudios de animales muestran que definitivamente esto no es algo bueno. Ratones con disfunción mitocondrial temprana que les impide usar eficientemente el oxígeno en su metabolismo, demostraron varios síntomas de envejecimiento prematuro y la muerte (Trifunovic A, Wredenberg A, 2004).

Irónicamente, una de las consecuencias del EOMD es que el daño oxidativo inducido por radicales* libres está sucediendo dentro de la mitocondria y contribuyendo a la disminución de la mitocondria. Esa última frase es un poco interesante porque normalmente el oxígeno y los nutrientes antioxidantes son antagónicos uno con el otro. Ellos están en una danza perpetua en la cual el oxígeno acapara los electrones y los antioxidantes los dona. Debido a que el oxígeno y los antioxidantes tienen diferentes agendas, uno asumiría que si el uso del oxígeno dentro de la mitocondria es débil, esos antioxidantes obtendrían la ventaja químicamente, por así decirlo. Queriendo decir que como un efecto vaivén, habría un exceso de actividad antioxidante al disminuir la actividad del oxígeno. Si este fuera el caso, entonces el daño de los radicales libres dentro de la mitocondria de la célula con “incendios” oxidativos débiles no sería un problema. Aunque este no es el caso. Uno debe recordar que el cuerpo no sólo toma antioxidantes de la dieta, también los produce endógenamente, así que por lo tanto, la ingesta de antioxidantes en la dieta no es únicamente el factor determinante en el estado antioxidante de la persona. En el caso del EOMD y el uso malo del oxígeno que va junto con ello, el daño oxidante de los radicales libres se desarrolla bien junto con el uso debilitado del oxígeno, y esto en parte es debido a la producción antioxidante inadecuada por nuestro propio cuerpo. A fin de producir reguladores antioxidantes necesarios para contrarrestar los radicales libres, la célula necesita energía de la mitocondria, pero con el EOMD, la célula está privada debido al mal uso del oxígeno que está creando un “incendio metabólico sucio” que es extremadamente ineficiente y crea un exceso de subproductos que incluyen… más radicales libres. Por lo tanto, un problema cíclico continúa. La oxidación reducida dentro de la mitocondria de la célula, emparejada con la producción reducida de reguladores antioxidantes, dañan la maquinaria enzimática dentro las mitocondrias de las células, creando un tipo de desastre bioquímico. En su ahora libro clásico, el doctor Stephen Levine llama a esto “hipoxia funcional” (Levine SA, Kidd PM, 1985).

Entonces… ¿cómo es todo esto relevante para la persona enferma quien quiere estar bien, o para una persona sana a quien le gustaría mucho mantenerse de esa manera? En las células sanas dentro de las personas saludables, la oxidación opuesta y las fuerzas antioxidantes son poderosas y fuertes. En alguien enfermo y fatigado, estas reacciones químicas normalmente son bastante debilitantes. Lo que usted quiere es hacer a ambas más fuertes. Las terapias de oxígeno son bastante excelentes haciendo esto.

Impulsando su metabolismo del oxígeno

 

Si usted quiere más oxígeno sólo respira profundamente, ¿verdad? Realmente, esa no es una mala idea.

Los ejercicios de respiración profunda están asociados con muchos beneficios de salud.

El ejercicio aeróbico es también fantástico para incrementar la velocidad, eficiencia, y el número de la mitocondria. Mientras que estos son factores extremadamente valiosos en el estilo de vida, en algunos casos, no es suficiente. Estos son grandiosos para mantener saludable a una persona sana, pero si uno ya está débil y debilitado, simplemente no seremos capacidad de ejercitarnos. Las terapias de oxígeno como el ozono, por otra parte, puede ser un trampolín para empujar a la persona por sí mismo y obtener que trabajen de nuevo las mitocondrias que producen energía.

 

NHSOA-oxygen-therapy

Cómo el ozono ayuda a restaurar la eficiencia mitocondrial y el uso del oxígeno

 

En la descripción del ozono en el recuadro de la derecha, se explicó que el valor terapéutico real del oxígeno está en su capacidad de liberar un singlete de átomos de oxígeno. El singlete de átomos de oxígeno está hambriento de electrones. La molécula O2 estaba feliz porque la feliz pareja compartía un electrón en la órbita exterior. Cuando el ozono, el cual está en una relación inestable de tres átomos de oxígeno elementales, es puesto dentro del cuerpo en cantidades terapéuticas apropiadas, el singlete de átomos de oxígeno es liberado y casi inmediatamente reacciona con el doble de enlaces covalentes de aminoácidos y lípidos creando ozónidos.

Como el doctor Shallenberger explica en “Principios y aplicaciones de la ozonoterapia”, son estos ozónidos, que son moléculas mucho más estables (pero también hambrientas de oxígeno), los que incrementan la respiración celular. Es desconocido, o al menos puedo decir que yo no conozco alguna investigación que muestre que el ozono realmente cruce la membrana del plasma de la célula y vaya dentro del citoplasma, y después pase la membrana del plasma de la mitocondria para actuar directamente al incremento de la oxidación dentro de la mitocondria. Mi conocimiento y entendimiento actual dice que no es así, que es demasiado inestable. La buena noticia es que no tiene que hacerlo. Muchas funciones oxidantes o de préstamo de electrones en el cuerpo se realizan.

 

Blank-spacer

¿Qué es el ozono?

 

El ozono es 3 átomos de oxígeno que están conectados juntos como una molécula, compartiendo electrones externos. El oxígeno atmosférico normal es 2 átomos de oxígeno juntos que comparten un electrón en órbita. Esta última forma de oxígeno es una pareja feliz, muy estable. Cuando una fuente de energía, como la luz ultravioleta, llega y divide estos dos átomos, algunos se reúnen con el O2 cercano y crear el ozono triatómico. La molécula de ozono es mucho más inestable y reactivo. Rápidamente libera uno de sus singletes de átomos de oxígeno y este átomo oxidará aminoácidos cercanos y ácidos grasos, creando lo que son llamados ozónidos. Desde un punto de vista biológico, son los ozónidos mucho más estables que ejercen los poderosos beneficios oxidantes terapéutica de ozono, uno de los cuales es para acelerar el uso metabólico del oxígeno en el cuerpo.

 

Una vez que los ozónidos cruzan las membranas en las mitocondrias, oxidan directamente las moléculas principales envueltas en la respiración celular y la combustión. No es posible hablar de todos ellos así que vamos a empezar de cero en uno de los más importantes, el cual es llamado Nicotinamida adenina dinucleótido, o NAD, el cual es la forma oxidada de NADH. Bueno, puede estar casi listo para tirar este boletín informativo si usted odiaba los términos bioquímicos en biología, pero sea paciente conmigo. NAD es muy importante. Sin él, la respiración celular del oxígeno llegaría a su fin y nosotros moriríamos.

Como el doctor Shallenberger señala, NAD es la fase final de la molécula en la producción de energía celular. Realiza lo que el oxígeno por sí mismo realizaría, a saber, agarra electrones de los nutrientes que se desarman en la mitocondria y cataliza la liberación de energía mientras que los enlaces covalentes se rompen. Vaya afuera y corra un poco o monte una bicicleta si es capaz. Se siente bien, ¿verdad? El NAD lo hace posible. Es la quema de las grasas, el azúcar o la proteína de su última comida.

Químicamente hablando, agarrar un electrón de otra molécula se llama oxidación, mientras que donar el electrón se llama reducción. Un átomo se oxida y otro se reduce. Este proceso junto es conocido como Redox. En el caso de la oxidación débil dentro de la mitocondria que antes describimos con EOMD, habrá una deficiencia de NAD. El NAD es tan importante para la combustión celular que las mitocondrias tratan de mantener una relación de 700 a 1 de NAD a NADH. La razón por la cual puede ser muy difícil mantener esta relación es que cada vez que el NAD se utiliza en una reacción química en la mitocondria, se convierte en NADH. A fin de mantener la relación que se acaba de mencionar, tiene que ser rápidamente convertido de nuevo a NAD y el oxígeno hace esto. En algunos casos, no sucede lo suficientemente rápido, así que sucede la disfunción. Aquí es donde entran los ozónidos. Una vez en la mitocondria, ellos oxidan el NADH de vuelta al potente NAD al pedir prestado un electrón de esta molécula. En un sentido, los ozónidos verdaderamente impulsan este proceso y pueden ayudar a revertir la disfunción mitocondrial antes de que se convierta en el decaimiento mitocondrial y posiblemente, daño irreversible. Todo esto es muy relevante para cualquiera que quiera perder peso o quien lidia con la fatiga. Cuando usted incrementa la combustión celular, especialmente la oxidación de grasas al descansar, la pérdida de peso naturalmente resultará y la grasa se convertirá en energía. Pero el ozono es dañino al cuerpo, algunas personas uniformadas podrían afirmar. Es un radical libre, ¿no lo es?

NHSOA-O3-H2O2-molecules-oxygen-therapies

¿El ozono como un antioxidante?

No, claro que no es un antioxidante, pero tampoco es un radical libre, como algunos afirman. Lo que parece que hace el ozono cuando se usa cuidadosa y apropiadamente es mejorar el estado general antioxidante. Como se dijo antes, hace esto en parte al reducir el número de radicales libres producidos cuando un oxígeno “sucio” privado de combustión celular existe. La otra manera en la que mejora el estado antioxidante es al incrementar la propia producción del cuerpo de enzimas antioxidantes reguladoras como la catalasa, S.O.D., y la glutatión peroxidasa. El doctor Shallenberger condujo algunas investigaciones interesantes en un grupo pequeño de pacientes con sida. Generalmente, los pacientes con sida tienen la capacidad de regulación antioxidante reducida y un daño de radicales libres y estos pacientes con sida tenían un daño apreciable de radicales libres. Lo que es realmente interesante es que estos pacientes estaban todos con mega dosis de suplementes nutricionales antioxidantes orales, aún, estos suplementos estaban fallando. El doctor Shallenberger administró infusiones de ozono diariamente. Alrededor de la marca 7 a la 10, todos mostraron una mejoría marcada y disminución del daño de radicales libres, y un marcado incremento en las enzimas reguladores antioxidantes. Para un naturópata tradicional, esto es bastante fascinante. En un sentido, el ozono estaba funcionando como una terapia isopática, significando que el ozono, el cual es un oxidante in vivo, reduce el promedio de radicales libres al estimular los mecanismos de protección propios del cuerpo. Aun en pacientes con sida con vitalidad reducida, la capacidad de su propio cuerpo de producir moléculas para aplastar a los radicales libres era más poderosa que los efectos antioxidantes de píldoras herbales y otras más. Claro, los suplementos antioxidantes ayudaron, fueron sólo menos poderosos que la propia producción antioxidante del cuerpo. Este es sólo un ejemplo más de los beneficios que el oxígeno tiene en un cuerpo desafiado. En efecto, las ozonoterapias y otras terapias de oxígeno pueden ser un componente crucial de la recuperación de una gran variedad de desafíos a la salud.

En conclusión

Resumiendo las cosas aquí, esto fue una explicación de un beneficio principal del ozono: su capacidad de incrementar el metabolismo del oxígeno y restaurar la función mitocondrial, por tanto, incrementando la energía disponible a todas las células mientras sirviendo también para incrementar la función antioxidante. En la introducción, hablamos acerca de otros beneficios del ozono de los cuales hablaremos en boletines informativos futuros como su capacidad de matar infecciones y ayudar con la desintoxicación. Mientras que estos ciertamente tienen importancia terapéutica, en mi punto de vista, son como que menos importantes que los tremendos beneficios que pueden venir con el incremento de la combustión celular y la producción de energía. Hay un montón de maneras naturales de matar infecciones y desintoxicar el cuerpo, pero no muchas cosas pueden restaurar un metabolismo oxidativo roto en la mitocondria celular.

 

natural-health-sciences-arizona-oxygen-steam-sauna

natural-health-sciences-arizona-ozone-therapy

Solo deseando progamar una cita con Ciencias Naturales de la Salud de Arizona, LLC. Se requiere que obtengan una membresía con la Asociación Desert Paths Natural Wellness. Para obtener una membresía, ingrese por favor en: DPNWA.org

Jack Miller CTN no provee consejo médico, diagnóstico o tratamiento por medio de este sitio web. El propósito de esta publicación digital es explorar investigaciones actuales y discusiones de terapias naturales holísticas y factores de estilo de vida saludables que comúnmente no se discuten en el campo de la medicina alopática moderna. El contenido de esta publicación digital, como el texto, gráficos, imágenes, y otro material, no ha sido evaluado por la FDA y es únicamente con propósitos informativos. El contenido no pretende sustituir el consejo, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado para cualquier pregunta que usted pudiera tener respecto a una condición médica. Nunca ignore el consejo médico profesional o se tarde en buscarlo debido a algo que usted leyó, escuchó o vio en esta publicación digital.